Mitos de las Beauty Bloggers. Parte 2

Mitos de las Beauty Bloggers. Parte 2

 

Por: Valeria Galván

 

Y cómo lo prometido es deuda, aquí tienes la segunda parte de los mitos de las Beauty Bloggers.

 

Cinco mitos al descubierto

 

1.- No son make up artists. En la mayoría de los casos, son niñas guapas que al maquillarse, se ven espectaculares. Debido a que los humanos somos visuales, al ver que ellas se ven bien pensamos que nos veremos iguales si las imitamos.

 

2.- Usan retoques de post producción. Así como existe el photoshop y anexas para “tunear” las fotos, lo mismo pasa con los videos. Se puede modificar el color de piel, la luz, etc.

 

mitos_de_las_beauty_bloggers_5.jpg

Fotografía vía PHOTOSHOP DESIGNER

 

3.- Eso del clown contouring y demás inventos, ¡no existen! Si lo intentas en casa, te darás cuenta de que quedas manchada y con un color de piel que no es el tuyo. 

 

mitos_de_las_beauty_bloggers_1.jpg

Fotografía vía BellaDeLune 

 

4.- Tienen a todo un equipo de producción con luces, cámara súper pro, marketing, etc, etc… ¡Por eso funcionan y tienen éxito!

 

mitos_de_las_beauty_bloggers.jpg

Fotografía vía  Sharon Farrell

 

 

 

 

5.- Trata de seguir a alguien que mínimo tenga tu edad, de lo contrario los tips no te servirán de nada. Recuerda que no es lo mismo, los tres mosqueteros que veinte años después.

 

mitos_de_las_beauty_bloggers_2.jpg

Fotografía vía YUYA

 

Anyway, ya con estos tips seguro no te ven la cara. Con esto no quiero decir que su trabajo no valga la pena, al contrario hay que aplaudir la confianza y seguridad que tienen, ojalá y tuviéramos más chicas como ellas en el mundo real, que no necesitan de todo un equipo para hacer lo que les gusta y creer en ellas mismas.

 

Por otro lado quiero platicarte dos historias de horror de mi vida como make up artist, son relatos que siempre voy a recordar con cariño gracias a las Bloggers

 

Historia de horror #1

 

Recibí la llamada de una lady bien educadita, solicitando un curso de automaquillaje a domicilio para tres. Al llegar, me llevé la sorpresa de mi vida, era una guapa mujer de mediana edad, con muy buen gusto para vestir.

"Corte a”, le enseño todos los tips, trucos y “mañas”, por decir algunas cosas, para que destacara sus ojos pequeños y azules, piel blanca y cutis casi perfecto, para que me dijera: “esto no me gusta, ¡yo quiero verme así!

 

Al ver la pantalla de su lap ¡casi me doy un balazo!,  se trataba de una Vlogger morena, de labios “pulposos” ojos enormes y almendrados color marrón y un par de pómulos del tamaño de una manzana.

 

El final es triste y conmovedor, porque tuve que entrar en mi traje de psicóloga y hacerle entender que ella tenía un par de ojos azules medio caídos y que nunca en la vida se le verían como los de la sensual morenaza de la red. Me abrazó y lloró. ¡Fue hermoso! (¡ok, esta última escena del abrazo es broma!) jejejeje…

 

Historia de horror #2

 

Lo que les conté en el capítulo pasado no fue un ejemplo, ¡me pasó a mí, mis queridas féminas! Una criatura de quince años de ojos “encapuchados” color marrón y tez morena, me exigió que la dejara como a Cherlize Theron y me mostró el video de una vlogger que había imitado el maquillaje de la actriz para una alfombra roja.

 

¿Cuál era el problema?, ¡ninguno!, excepto que la protagonista del blog, se parecía más (tez blanca, ojos verdes etc…) a la celebrity que mi linda cliente.

 

Y hasta aquí llega “confesiones de una make up artist”. ¿Qué sigue?, ¡lo más importante de este post que he escrito con mucho amor!

 

Comenta con tu cuenta de Facebook