Todo lo que debes de saber sobre la tiroides

Todo lo que debes de saber sobre la tiroides
Crédito Header: 
Fotografía vía iStock

Por: Mariana Ginsburg 

 

¿Sabías que mal funcionamiento de la tiroides puede afectar desde tu humor, la salud de tu cabello y hasta tu peso? Desubre en esta nota todo lo que debes de saber acerca de ella.

 

No dejes de leer: Estilo de Vida e Hipotiroidismo.

 

Facts:

  • Todas las células de tu cuerpo tienen hormona tiroidea.

 

  • Si la tiroides falla, falla TODO tu cuerpo.

 

  • El número de personas enfermas de la tiroides crece de manera espeluznante todos los días.

 

  • 90% de las personas con hipotiroidismo, tienen Hashimoto (sus anticuerpos atacan a su propia tiroides).

 

  • Las enfermedades de tiroides dependen de nuestro estilo de vida, toxicidad, estrés, glucosa, metabolismo, fatiga adrenal, mala desintoxicación hepática, consumo de alcohol, tabaco, alimentos procesados y genética.

 

  • El cuerpo da muchas señales antes de terminar yendo al endocrinólogo a recibir un diagnóstico.

 

  • Las personas que hacen gran cantidad de dietas tienen más propensión a provocar una falla en su tiroides.

 

  • La mayoría de la gente cree que es “normal” sentirse FATAL. 

 

  • Cuando se tiene Hashimoto, se experimentan síntomas de hiper e hipo tiroidismo a la vez.

 

  • Siempre que hay enfermedades de tiroides hay desnutrición.

 

  • Es posible encontrar una solución permanente a los síntomas de enfermedades tiroideas a través de cambios en el estilo de vida.

 

Algunos síntomas comunes:

 

  • Fatiga crónica e intensa: Se caracteriza por la sensación “me atropelló un tren” todos los días.

 

  • Caída de pelo: ¿Crees que es normal destapar tu coladera y encontras a Chewaca? ¡No! No es normal perder mucho pelo todos los días.

 

  • No poder subir o bajar de peso aunque lo intentemos de mil maneras: Has tratado mil dietas y YA NO SIRVEN.

 

  • Has perdido cejas (en especial el último tercio): ¿Se te ha caído el último pedacito de ceja o pestañas?

 

  • Eres intolerante al frío: Aún en Acapulco puedes llegar a usar suéter y no es por ridícula. Generalmente sientes que nadie te entiende. En la tiroides está nuestro termostato. Ésta regula nuestra temperatura corporal.

 

  • Cara hinchada: Tener la cara muy redondita y el resto de tu cuerpo se ve “normal”.

 

  • Piel seca: As in la señorita cocodrilo. No es normal.

 

  • Gripes constantes: Tener cuadros recurrentes de gripe, tos, bronquitis… Significa que tu sistema inmune está muy ocupado combatiendo asuntos que no le corresponden.

 

  • Ansiedad y/o depresión: Estar “temblorina” y/o en mood de no quererte parar de la cama, aunado a una sensación de “nadie me entiende” y de malitas todo el día no es normal.

 

Te recomendamos leer: Me da ansiedad ser ansiosa.

 

  • Uñas quebradizas: No es normal tener uñas de papel y con puntitos blancos.

 

  • Dificultad para conciliar el sueño o trastornos del sueño en general: Si te cuesta conciliar el sueño, despiertas a la mitad de la noche, te quieres dormir a las 8:00 pm o tienes parálisis del sueño; no, no es normal.

 

Estos consejos te pueden ser de gran ayuda: Consejos para conciliar el sueño de forma efectiva.

 

  • Despertar extremadamente cansada: Dos veces de apagar el despertador está bien. Cinco ya no.

 

  • Sentirte agitada (taquicardias): Tener taquicardias, ataques de pánico y sentir que tienes que ir a urgencias por el “paro cardiaco” que te está dando, no es normal.

 

  • Tener la presión baja: Tampoco es normal que siempre te salga en 90/60.

 

  • Pensamiento “nublado”: El foggyness  mental no es normal. Es indicador de toxicidad y de permeabilidad intestinal y cerebral.

 

  • Disminución del apetito sexual: No está bien que no quieras cooperar con él. No es normal. Es común que un día “te duela la cabeza” pero no siempre. Promise…

 

  • Estreñimiento y desórdenes gastrointestinales: Colitis, gastritis, reflujo, acidez, inflamación… ¿te suena?

 

  • Dolor de articulaciones: De ninguna manera es lógico para nadie tener dolores de articulaciones, artritis o firomialgia. No tienes por qué acostumbrarte.

 

  • Desbalances en tu ciclo menstrual: No, no está bien que no te baje regularmente. Es señal de que algo anda mal.

 

  • Manos y pies fríos: ¿Alguien te ha dicho que tienes manos de paleta helada? No está bien.

 

  • Cuello abultado: No es un signo más de gordura, es un síntoma de enfermedad tiroidea.

 

  • Dificultad para quedar embarazada: La famosa y maldita: infertilidad que no tiene causa aparente. ¿Te has preguntado por qué es tan común hoy en día? Es nuestro estilo de vida.

 

¿Cuándo ir a ver al doc?

Checa la lista de síntomas anterior y, si ves que tienes 5 ó más, definitivamente es hora de que te cheques. Puedes ganar mucho tiempo checándote a tiempo.

 

¿Cómo prepararme?

Idealmente puedes ir con un médico funcional. Éste buscará las causas que están detrás de este problema. Si no encuentras uno, te aconsejo visitar a un endocrinólogo regular y además buscar a algún especialista en nutrición funcional que pueda auxiliarte con los cambios en tu estilo de vida para lograr deshacerte de los síntomas.

 

Te aconsejo llegar al endocrinólogo o al médico funcional con un perfil tiroideo completo que incluya anticuerpos antitiroideos. De esta manera ahorrarás dinero.

 

¿Qué hago si me sale positivo el diagnóstico?

¡DON’T PANIC! Muchísima gente tiene esta enfermedad y vive con ella. Lo más probable es que te receten hormona tiroidea (Eutirox) en un médico común.

 

Estoy segura de que puedes vivir sin síntomas o con la menor cantidad de síntomas posibles. Esto se puede hacer haciendo cambios en tu estilo de vida.

 

Éstos incluirán:

  • Alimentación
  • Ejercicio
  • Hidratación
  • Manejo del estrés, meditación y relajación
  • Suplementación
  • Manejo de tus ciclos de sueño

 

Un coach especializado o un experto en nutrición funcional te ayudarán.

 

Comenta con tu cuenta de Facebook