La ciencia de los abrazos

La ciencia de los abrazos
Crédito Header: 
Fotografía vía Trinette Reed / Getty Images

Por: Ximena Gad Hernández Garza. 

 

"Necesitamos cuatro abrazos al día para sobrevivir, ocho abrazos al día para mantenimiento, y doce abrazos al día para crecer" - Virginia Satir

 

De vez en cuando me encuentro con mucho tiempo en mis manos, en esta ocasión contaba con mi computadora y comencé a divagar entre fotografías viejas y textos. Llegué a uno de mis libros favoritos de la infancia "Caldo de pollo para el alma". Si no conocen la colección, se trata de una serie de libros colmados con anécdotas sobre distintas temáticas, que pretenden dar una lección de vida. Hojeando el texto, recordé algo que había olvidado: Los abrazos son importantes en nuestro vivir diario.

 

Como muchos, soy una persona reservada que gusta de su espacio, que le disgusta la costumbre de saludar a todos de abrazo y beso, porque no siempre siento el gusto por dejar que pasen los límites que he puesto alrededor mío. Sin embargo, abrazar es saludable.

 

Beneficios de los abrazos para nuestra salud

 

  • Ayuda al sistema inmunitario.
  • Mejora la depresión. 
  • Reduce el estrés. 
  • Vigoriza y rejuvenece.

 

Es de las acciones más naturales, más sanas al 100%. Acercarse a otro ser humano no tiene gastos extras energéticos u económicos, no te engorda y es completamente reciclable. Es una de las pocas maravillas que garantiza resultados positivos e inmediatos.

 

Si te pasa como a mi, que veneras el perímetro alrededor tuyo, únete a mi causa de intentar romper un poco con eso y permitirme mayor contacto con otras personas. Comencemos a abrazar. ¿Qué no se puede ir abrazando gente por la vida? Es un argumento bastante interesante, pero te preguntaría ¿lo haz intentado?

 

Quizás le sacarás una sonrisa a alguien que ya casi olvidaba cómo se hacía, o reconfortas a alguien que lo necesitaba urgentemente. Pero mejor aún: quizás encuentras lo que tú estabas buscando.

 

Comenta con tu cuenta de Facebook