A mi me dio Burn-out ¿sabes si lo tienes?

A mi me dio Burn-out ¿sabes si lo tienes?

Por: Mariana Peralta

 

Mucha gente no sabe lo que es desgaste laboral y menos, reconocerlo. Arianna Huffington en su best-seller “Thrive” nos platica como el Burn-out es uno de los padecimientos que más productividad están restando a países desarrollados y lo peor es que está afectando a más mujeres que nunca ya que en el mundo laboral dominado por hombres se espera que uno se agote hasta alcanzar el éxito (¿se acuerdan que antes les daba los infartos a los hombres y eran los alcohólicos? Ahora son más mujeres).

 

En realidad no es díficil que te de Burnout, puede ser que ya te haya pasado y no lo hayas reconocido. Según la Clínica Mayo, el Burnout es una forma de estrés que se sufre en el trabajo, consiste en fatiga mental o emocional combinada con dudas de tu competencia en tu  trabajo. 

 

Factores que causan Burnout

 

-Tu jefe o superior no ha sido claro en cuanto a tus funciones, haciéndote sentir incómoda.

-Te “bullean” en tu oficina, existe hostilidad; por ejemplo los regaños son públicos, hay personas tóxicas que envenenan el ambiente o tus co-workers son más enemies que frienemies.

-Tu jefe controla por completo tu trabajo, no te permite tomar decisiones.

-Tus valores no son los mismos que los de la empresa.

-El trabajo no es lo que esperabas.

-No existe balance entre la oficina y tu vida personal.

-Tu trabajo es monótono o caótico, cualquiera de las 2 situaciones te hará caer en desgaste laboral.

 

Puede ser que tengas algunos o todos los síntomas mencionados anteriormente.

 

Yo me di cuenta porque le comenté a mi esposo que no me podía levantar en las mañanas, que me iba a comprar un multi-vitamínico, me pidió que fuera a Dr. y fuimos acto seguido. Llevaba yo meses con insomnio o levantándome a media noche “de la nada”, me sentía sin energía, no me podía parar de la cama en las mañanas, me daba una compulsión terrible por comer dulces, jugar Candy Crush, ver Netflix (todo lo hacía de manera compulsiva, no me comía un chocolate, me comía todos los que me encontraba, no veía un capítulo de Homeland, veía toda la temporada en dos días) me aislè de todo contacto social.

 

¿Lo peor? Se me olvidaban las cosas, era como Dory y eso hacía que el trabajo aún fuera peor. Lo peor del Burnout es que hace que todavía baje más tu rendimiento laboral.

 

Las consecuencias del Burnout:

-Obesidad

-Fatiga

-Enfermedades del corazón

-Insomnio

-Colesterol alto

-Depresión

-Malas relaciones interpersonales

 

Cómo recuperarse cuando se surfre de Burnout

Salir de un estado así no es fácil, pero lo que si se es que si tienes uno o varios síntomas ¡pide ayuda! En mi caso el médico internista me recetó medicina para dormir 3 semanas y poderme recuperar y un antidepresivo porque me habia estresado tanto que ya no estaba produciedo serotonina y por eso me daban las compulsiones.

 

No puedes únicamente apoyarte en la medicina, es un trabajo de recuperación física y emocional. Aunque el trabajo es el atenuante en un Burnout, me explicaba mi terapeuta que la ansiedad juega gran parte y hay gente que por no atenderse este cuadro de ansiedad severo dejan de salir de sus casas durante años, volviéndose agorafóbicos. En un caso de Burnout grave no puedes sólo resolver la parte emocional o la parte física, van junto con pegado.

 

Consejos para evitar el Burnout

No a todas las personas les gusta su trabajo, sin embargo, a veces estamos ahí porque nos conviene, porque no hay otro trabajo mejor, etc.  

 

  • Primero que nada, busca un trabajo en el que te sientas bien, donde te puedes desarrollar, si no estás en un lugar que te guste al 100%, trata de cambiar tu actitud, se positiva y productiva.
  • Habla con tu jefe para comentar tu situación.
  • Busca un balance entre oficina y casa, es muy importante convivir con tu familia y amigos.
  • Busca el tiempo para hacer ejercicio, antes o después de la oficina, si puedes, camina un poco a la hora de la comida.

 

Sí después de estos consejos estás igual en tu trabajo, lo mejor es buscar otra alternativa, puedes buscar algo menos demandante, aunque ganes menos, pero está de por medio tu salud física y mental, vale la pena. Si llegas al punto del Burnout pide ayuda, ¡se vale! Imagínense que hubiera pasado si mi esposo me hubiera ignorado cuando le dije que me sentía mal, yo nunca pensé que fuera anormal sentirse así.

 

Que me diera Burnout ha sido de lo peor y de lo mejor que me ha pasado en la vida. Gracias a Dios tengo la mejor familia que pude haber pedido y excelentes profesionales que me ayudaron a salir rapidísimo. En cuanto a la parte que me tocaba a mi, empecé a trabajar para realizarme profesionalmente y empezó mi ruta hacia el entreprenuership y es un trabajo del día a día, la ansiedad no es gripa, no se quita con antibiótico.

 

¡Cuídense que la vida es muy corta para agotarnos! 

Comenta con tu cuenta de Facebook