Doce razones para ser una working mom

Crédito Header: 
Fotografía vía Getty Images

Por: Roberta Hernández Garza de Armonía en tu Imagen. 

 

Ser mamá no es cosa fácil y más aún si eres una working mom. Ya que no sólo debes de estar al pendiente de tus hijos sino también lidiar con las tareas y estrés del mundo profesional.

 

Sin embargo esto tampoco es malo y antes de que te sientas culpable por trabajar en una empresa, emprender tu propio negocio o ser freelance, te comparto algunas razones para sentirte orgullosa de lo que haces. 

 

¡No dejes de leer! La imagen de la nueva mamá. 

 

Doce razones para ser una working mom

 

  • ¿Sabías que está comprobado que las mamás que trabajan, descuidan menos su imagen personal? El mundo laboral es muy competitivo, especialmente para las mujeres. Por esta razón, las mamás que trabajan tienden a estar más atentas a este tipo de detalles. 

 

  • Ser una working mom te da mayor seguridad emocional y financiera. Nunca sabes lo que podría pasar mañana y por eso es mejor estar preparada. 

 

  • Trabajar o tener tu propio negocio te permite disfrutar de una independencia financiera. No sólo te puedes dar tus gustos de vez en cuando sin depender del presupuesto de la semana, sino también  puedes consentir a tus hijos con el fruto de tu trabajo. ¡Se siente padrísmo! 

 

  • Aprendes a disfrutar aún más el tiempo que pasas con tus hijos. Al estar trabajando, a veces debes de sacrificiar importantes momentos con tus pequeños, por eso cuando estás con ellos sabes cómo desconectarte del mundo laboral y pasar agradables momentos de calidad. 

 

  • Conseguir la satisfacción personal de algo que no sean sus hijos es fundamental para ser una gran madre y ser feliz.

 

 

  • Te mantienes más joven. Las constantes tareas en el mundo profesional ponen a prueba de forma constante tu cerebro. Esto te ayuda a ser menos propensa a sufrir pérdidas de memoria y otro tipo de enfermedades. 

 

  • Un estudio reciente mostró que las mamás que no trabajan sufren mayores índices de depresión después de cumplir los 45 años. 

 

  • Disfrutarás de un matrimonio más feliz. Los estudios demuestran que las parejas en las que ambos cónyuges son activos en el mundo laboral, tienen mayor satisfacción marital porque trabajan como un equipo para mantener una familia y tienen actividades personales fuera de casa. 

 

  • Te conviertes en un ejemplo de lo que es la mujer moderna. Aquella que sabe balancear las actividades familiares, laborales y personales de forma exitosa y feliz. 

 

  • Ser una working mom, te mantiene actualizada en lo que pasa a tu alrededor, además te permite aprovechar tu preparación y talento al máximo. 

 

  • Las madres que trabajan tienen un impacto especialmente positivo en sus hijas . Un estudio referenciado por CBS News muestra que las working mom enseñan a sus hijos  a romper los estereotipos de género.

Comenta con tu cuenta de Facebook