Tips para ir de compras

Dieciséis tips para ir de compras
Crédito Header: 
Fotografía vía Chouquette
Por: Roberta Hernández Garza de Armonía en tu Imagen.

Ir de compras es una de las actividades favoritas de las mujeres.
 
No importa si estamos felices, tristes o  estresadas,  siempre hay una excusa para consentirnos con ropa y accesorios nuevos.
 
Sin embargo, cuando estamos en busca del outfit perfecto para una ocasión especial, esta relajante actividad se puede convertir en una pesadilla extrema.
 
Todas en algún momento nos hemos frustrado por no encontrar aquella prenda ideal cuando vamos de compras. No importa qué estilo tengas, qué talla seas o qué defectos físicos creas tener.


Por eso, te comparto 16 prácticos tips que te facilitarán ir de compras:

 
Reconocer cuál es tu estilo en el vestir te ayudará a que identifiques qué prendas, colores y texturas te hacen sentir más cómoda.

 
 
  • Revisa tu armario.

Antes de correr a las tiendas, haz una auditoría de guardarropa. Ubica qué prendas tienes y cuáles te hacen falta. Lo mismo aplica para los accesorios y la ropa interior. De nada sirve comprar un hermoso  vestido strapless si no tienes la ropa interior adecuada para lucirlo.
 
  • Haz una lista y establece un presupuesto.

Después de conocer lo que tienes, pon por escrito las cosas que vas a adquirir.  Así evitarás abrumarte o guiarte por impulsos que te invitan a comprar otras cosas.
 
 
  • Inspírate en las revistas o blogs de moda.

Antes de salir de casa, no está de más conocer las nuevas tendencias e identificar cuáles se adaptan a tu características físicas y tu estilo de vida.  Recuerda que no debes adaptarte tú a la moda sino adaptar la moda a tu estilo.Este ejercicio te dará un panorama realista de lo que encontrarás en las tiendas. 
 
  • Evitar las horas y los días pico o festivos.

    Te dará más tranquilidad para ver todas las opciones y te ahorrarás tiempo. 
     

  • No vayas de compras con hambre o sueño.

Cualquiera de estos dos factores te pondrán de malas al poco tiempo. Corres el riesgo de frustrarte rápidamente o que te lleves lo primero que encontraste sin pensarlo bien.
 
  • Mejor sola que mal acompañada.

Ir de compras con amigas es super divertido, pero si quieres concentrarte y ahorrar tiempo es mejor ir sola.
 
  • ¡Arréglate!

La mejor forma de ir de compras es totalmente arreglada,  peinada y con su maquillaje puesto. Te sentirás mucho más segura y te dará una idea más clara de cómo te vas a ver. 
 

Artículo relacionado: ¿Qué es la imagen personal?

 

  • Aunque tengas flojera PRUEBATE TODO.

No es lo mismo la forma en la que la ropa se ve colgada, a la forma en la que te va a quedar puesta.  A veces te puedes llevar muy malas sorpresas y en otras sorprenderte.
 
  • Cuando vayas al probador ve con diferentes tallas de la misma pieza.

En ocasiones las tallas varían según el modelo o el corte de la prenda.
 
  •  Tómate tu tiempo.

Miráte en el espejo y camina. Analiza todos tus ángulos . Recuerda que estás invirtiendo en tu imagen.
 
  • Compra para el presente.

Seamos honestas ¿Cuántas veces hemos comprado ropa para cuando bajemos esos kilos de más?, la gran mayoría lo ha hecho.

Sin embargo, no siempre cumplimos nuestro objetivo y dejamos en el olvido esas prendas.  Recuerda que la idea es lucir bien ahora, si más adelante adelgazas entonces tendrás una excusa para salir nuevamente de compras.
 
  •  Ubícate. Debes comprar ropa según tu realidad de todos los días.

    ¿Por qué invertir siempre en vestidos para lucir espectaular en la playa, si sólo vamos dos veces al año? No está mal darnos un gusto de vez en cuando pero siempre darle prioridad a lo que realmente usaremos.
     

  • Analiza las prendas que vas a comprar.

Los expertos en imagen aseguran que cada prenda que adquieras debe de formar 3 outfits diferentes.
 
  • Si no estás 100% segura no lo lleves.

Cuando tienes duda en si comprar o no un prenda piensa si de verdad la vas a usar o no, cuando algo no te convence al 100% generalmente es porque no te encanta.  
 
  • Pregunta por las políticas de devolución en la tienda. 

    Considera esto como un plan B en caso de que al final, te arrepientas o descubras que la prendas que haz comprado no va deacuerdo a tu estilo o tus actividades. Pregunte en las tiendas cuál es la política de la empresa con respecto a las devoluciones.
 
¡Si tienes más tips, no dudes en compartilos con nostoras!
 

Comenta con tu cuenta de Facebook